Accionistas ordinarios

Las personas que poseen acciones ordinarias se llaman accionistas ordinarios. La inversión de un accionista ordinario en una corporación está representada por un certificado de acción ordinaria. Los accionistas ordinarios tienen derecho a elegir a los directivos y a votar sobre las fusiones y otros asuntos importantes. A cambio de su inversión, los accionistas ordinarios reciben dividendos declarados por el directorio.