Adopción abierta vs. cerrada

Read in English

Adopción abierta vs. cerrada
Hasta finales del siglo XX, a menudo la adopción conllevaba un estigma, con la percepción de que la mayoría de los adoptados eran hijos ilegítimos. En consecuencia, la mayoría de los procedimientos de adopción eran bastante secretos, y era una práctica común que la madre biológica no tuviera contacto ni conocimiento de los padres adoptivos. A medida que el estigma se ha desvanecido y que los profesionales de la salud mental y el bienestar infantil han ido comprendiendo los beneficios potenciales que tiene para el niño entender su herencia, la opción de “adopción abierta” ha sido aceptada por muchos participantes.

En una adopción abierta, los padres biológicos y los padres adoptivos obtienen la información de contacto los unos de los otros y, por lo general, se reúnen antes de que la adopción tenga lugar. A menudo, la madre biológica estará embarazada y habrá tomado la decisión de dar al niño en adopción cuando nazca. Las partes pueden decidir de común acuerdo cuánta interacción quieren tener, tanto antes como después del nacimiento del niño. No es raro que los padres decidan que la madre biológica haga visitas de algún tipo, ya sea en el cumpleaños del niño o con más frecuencia.

Muchos padres adoptivos, sin embargo, temen que una relación continua con la madre biológica sea confusa para el niño, y pueda llevarlo a percibir que realmente no pertenece a ninguna parte. Los procedimientos abiertos de adopción no son obligatorios en ningún estado. Los padres adoptivos pueden elegir gestionar todas las comunicaciones a través de un intermediario y mantener sellada toda la información sobre el padre biológico. Como regla general, una adopción cerrada debe ser facilitada por una agencia de adopción.