Avandia

Avandia

En 1999, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos aprobó Avandia, la marca comercial de un medicamento antidiabético comercializado por la compañía farmacéutica británica GlaxoSmithKline. Millones de estadounidenses con diabetes toman el medicamento para ayudar a controlar sus niveles de azúcar en sangre.

Actualmente, un millón de estadounidenses consumen Avandia para tratar la diabetes tipo 2. Los pacientes con diabetes tipo 3 presentan altos niveles de azúcar en sangre porque el cuerpo no responde a la insulina, una hormona secretada por el páncreas que ayuda a la glucosa a ingresar a las células donde puede usarse como energía.

Un crítico médico primario de la FDA cuestionó la seguridad de Avandia antes de que la FDA lo aprobara. Luego de casi una década de consumo y de varios estudios relacionados con el riesgo cardíaco asociado con Avandia, el debate continúa. Nuevos estudios, la American Diabetes Association (Asociación Americana de Diabetes) y, en Capitol Hill, una audiencia del House Oversight and Government Reform Committee (Comité de reforma gubernamental y supervisión de las cámaras) llevada a cabo en mayo de 2007 cuestionan el perfil de seguridad de Avandia. En julio de 2007, está previsto que el comité asesor interno de la agencia FDA investigue más a fondo la nueva información sobre el riesgo de ataque cardíaco en pacientes que consumen Avandia. La misión del panel asesor de la FDA es brindarles a los médicos y pacientes la orientación que necesitan para poder tomar decisiones informadas.

En el número del 14 de junio de 2007 del New England Journal of Medicine, el Dr. Steven Nissen y su colega Kathy Wolski evaluaron 42 estudios que comparaban a pacientes que consumían Avandia con pacientes que no consumían dicho medicamento. Los estudios se realizaron en casi 28,000 pacientes, de los cuales 15,560 consumían Avandia. Los investigadores descubrieron que el riesgo de ataque cardíaco se incrementaba un 43 por ciento entre los pacientes que consumían Avandia. Existe también un 64 por ciento de aumento en el riesgo de muerte por motivos cardiovasculares mientras se está tomando el medicamento.

Si usted está tomando Avandia para tratar la diabetes tipo 2 y sospecha que tiene problemas cardíacos, comuníquese con su cardiólogo lo antes posible.

Si desea consultar sobre sus derechos legales en relación al daño que Avandia pudo haberle causado, comuníquese con un abogado de responsabilidad del producto.