Cancelación de la póliza de seguro

Como regla general, el titular de una póliza de seguro puede decidir cancelarla en cualquier momento, si avisa a la compañía de seguros. En algunos casos, se le puede solicitar que devuelva la póliza original o firme una “renuncia a la póliza”, y usted será responsable por toda prima devengada hasta la fecha de cancelación. En algunos casos, existen multas monetarias para el titular de la póliza que la cancela anticipadamente. La mayoría de las pólizas de propiedad y de responsabilidad civil estipulan el pago de una multa no proporcional de la prima cuando el titular de la póliza solicita la cancelación, es decir, la compañía retiene un monto no proporcional de la prima. Las pólizas deben describir claramente las multas aplicables por cancelación o los cargos de rescate.