Contratos para servicios como trabajador autónomo

Read in English


Una medida importante que pueden tomar como protección los trabajadores autónomos y los dueños de los negocios es crear un contrato para cada cliente. La información específica sobre honorarios, servicios y expectativas puede mejorar las relaciones comerciales. Los clientes deben asegurarse de leer, entender y firmar el contrato antes de recibir los servicios.

Los propietarios de los negocios no están obligados a establecer una relación comercial con un contrato, pero el contrato supone una protección extra por varias razones:

  • Comprensión: Es posible que los clientes no comprendan completamente las políticas comerciales transmitidas a través de conversaciones con el propietario de un negocio. Los clientes que firman un contrato por adelantado tienen la oportunidad de revisar cómo funciona la empresa, las tarifas aplicables y el cronograma.
  • Profesionalismo: Un contrato informa a los otros de que el propietario del negocio es un profesional y se espera que sea tratado como tal.
  • Protección: Un contrato protege al propietario de un negocio si el cliente no cumple con sus obligaciones. A veces, la mención del contrato firmado es suficiente para resolver disputas menores. Obtener la firma de un cliente no es una garantía de que vaya a pagar, pero aumenta la probabilidad.
  • Procedimiento: El propietario de una empresa debe firmar el contrato y enviar el original firmado al cliente para su firma. Después de que el cliente lo devuelva, el contrato debe ser archivado y se debe enviar una copia al cliente.

Componentes del contrato

Descripción detallada de los servicios

Un contrato debe describir por completo los servicios prestados y lo que se requiere del cliente para que el proyecto sea exitoso. El contrato también debe detallar los resultados esperados, cómo se medirán y las garantías aplicables.

Tarifas y plazos

¿Es la tarifa una oferta vinculante o una estimación antes de comenzar a trabajar? El contrato debe especificar la fecha en que se deben realizar los pagos y la fecha de vencimiento del pago final. También se deben definir los honorarios por trabajos “urgentes” o por trabajo de fin de semana, tarde y vacaciones.

  • Excede: Si el trabajo debe hacerse por horas, el contrato debe indicar cómo se gestionarán los excedentes (por ejemplo, la estimación se basa en tres horas de trabajo a 100 $ por hora, pero el trabajo en realidad lleva ocho horas).
  • Fuera del presupuesto: Especifica si el propietario de la empresa comprará suministros o pagará las tarifas de la sede, el contrato debe detallar qué se cobrará por estos servicios y cuándo debe proporcionar el reembolso el cliente.
  • Clientes fuera de la ciudad: El propietario de una empresa debe especificar en el contrato si hay un cargo mínimo para los clientes que estén fuera de un área determinada y si hay una tarifa de viaje.
  • Pagos atrasados: El contrato debe incluir cómo se calculan las multas por pago atrasado (por ejemplo, tarifa plana, porcentaje) y cobrado (por ejemplo, agencia de cobranzas, corte de reclamos menores) junto con el momento de la fecha de vencimiento del pago.

El contrato debe indicar si se espera el pago cuando se facture al cliente o dentro de un cierto tiempo después de que la factura se envíe por correo.

Finalización de contrato

Si el trabajo no funciona según lo planeado, una parte puede desear terminar la relación comercial. El contrato debe incluir las circunstancias bajo las cuales las partes pueden rescindirlo y las consecuencias de no cumplir los términos.

Resolución de conflictos

Si surge una disputa, el contrato debe especificar si cualquiera de las partes puede mediar, arbitrar o presentar una demanda en virtud del contrato. Si las partes están en diferentes estados, se deben elegir las leyes de un estado para aplicar al contrato.

Cambios al contrato

Un cliente puede pedir cambiar ciertos términosdel contrato. El propietario de la empresa debe considerar cualquier cambio sustancial sugerido por un cliente para determinar las implicaciones.

Un contrato debe especificar que representa el acuerdo completo entre las partes y que cualquier cambio debe hacerse por escrito. Si los cambios están en el cuerpo del contrato, todas las partes involucradas deben firmar cada cambio. Si los cambios están en un apéndice, se debe indicar tanto en el apéndice como en el contrato original que se ha incorporado el apéndice. El apéndice debe estar firmado por todas las partes involucradas.

Cláusulas adicionales

No todas las cláusulas enumeradas a continuación son necesarias para todos los contratos, pero debe considerar qué cláusulas están garantizadas por el acuerdo particular cubierto por el contrato.

  • Confidencialidad: Un contrato debe contener promesas mutuas de que cada parte mantendrá la confidencialidad de la información comercial. Debe detallar cómo protegerá el propietario de la empresa la información confidencial sobre el cliente y si, cuándo o cómo el propietario de la empresa puede compartir la información con otra persona u organización.
  • Fuerza mayor: La cláusula de fuerza mayor estipula que si un evento imprevisto impide que cualquiera de las partes realice su parte del contrato, la falta de cumplimiento no se considerará un incumplimiento del contrato. La parte que experimenta el evento debe informar a la otra parte que su desempeño en virtud del contrato se retrasará, y si el retraso dura más de 30 días, la otra parte puede rescindir el contrato. Los eventos catastróficos enumerados deben incluir aquellos aplicables a la empresa, y el período de notificación debe ser lo suficientemente largo como para permitir que la parte afectada proporcione notificación. El período de tiempo que permite la terminación debe ser justo para ambas partes.
  • Indemnización: Una cláusula de indemnización establece que una de las partes (la parte indemnizadora) pagará daños, reclamaciones y gastos si la otra parte (la parte indemnizada) incurre en daños y perjuicios como resultado de algo que la parte indemnizadora hace en relación con el acuerdo. Las cosas que darían lugar a una responsabilidad que la parte indemnizadora podría hacer a la parte indemnizada se enumeran al final de la disposición (esencialmente actos u omisiones en virtud del acuerdo). Esta cláusula requiere que la parte indemnizada notifique con prontitud a la parte indemnizadora de una reclamación y le permita a esa parte controlar la defensa o la resolución dela reclamación.
  • Seguro: Una cláusula de seguro requiere que cada parte mantenga un seguro para protegerse a sí misma y a la otra parte de las reclamaciones de daños resultantes de realizar una acción en virtud del contrato. Si se realiza una reclamación por daños y la parte que causa el daño no puede pagar la reclamación, es probable que el perjudicado demande al negocio (el que no causó el daño). La teoría es que, como parte del contrato, la empresa tenía cierta culpabilidad del daño. Con un seguro suficiente, es más probable que el negocio no tenga que afrontar dicha reclamación.
  • Asegurar en cantidad razonable: Para que se exija un seguro en cantidades razonables, se deben revisar las cláusulas de seguro que requieren que una empresa mantenga un seguro en cantidades suficientes que cubran todas las reclamaciones.

Última actualización: 30 de septiembre de 2008