Delito de homicidio u homicidio culposo

Si bien el homicidio culposo y el delito de homicidio implican la muerte de un individuo, existen claras diferencias en términos de los procedimientos judiciales que los separan.

Durante un litigio de homicidio culposo, la sucesión del difunto intenta obtener una indemnización por daños en un procedimiento judicial civil. Los casos de delito de homicidio implican procedimientos judiciales penales durante los cuales la querella estatal busca que se pronuncie una condena en contra del acusado. Ambos procedimientos pueden llevarse a cabo por la misma muerte.

En una demanda por homicidio culposo, el demandante debe probar que el demandado es responsable (más probabilidades de que sea a que no) mediante preponderancia de pruebas. Sin embargo, en un litigio de delito de homicidio, la querella debe probar la culpabilidad más allá de toda duda fundada. En consecuencia, el peso de la prueba es mucho mayor que en un procedimiento judicial civil por homicidio culposo.