Errores quirúrgicos

Read in English

Errores quirúrgicos

Los procedimientos quirúrgicos modernos han mejorado dramáticamente las vidas de muchas personas. Si bien las incidencias de lesiones como resultado de negligencia quirúrgica han disminuido, los cirujanos aún cometen errores. Cuando lo hacen, usted tiene derecho a reclamar una indemnización por su negligencia o descuido.

Cuando busque un abogado que lo ayude a obtener una indemnización por los actos descuidados o negligentes de un médico, enfermero u otro cuidador sanitario, es importante que contrate a un abogado con experiencia reciente significativa en la gestión de reclamaciones por negligencia médica. Los estándares de atención de los médicos cambian constantemente, al igual que las normas que rigen la presentación de una demanda por negligencia médica. Si su abogado ha gestionado reclamaciones por lesiones personales, pero no tiene experiencia con demandas por negligencia médica, puede desconocer los procedimientos y lo que podría ser una reclamación válida podría perderse.

Los tipos comunes de errores quirúrgicos

Los tipos más frecuentes de errores cometidos durante un proceso quirúrgico incluyen:

  • Perforación o muescas en otros órganos internos: si no se toma la precaución adecuada durante un procedimiento quirúrgico, la herramienta quirúrgica puede perforar otro órgano interno, como el bazo o la vejiga. En algunas circunstancias, debido a la proximidad del órgano al punto focal de la cirugía, tal resultado es casi inevitable. Sin embargo, los cirujanos y el personal de apoyo deben prestar mucha atención ymonitorear a los pacientes cuidadosamente para determinar si han lesionado o cortado otros órganos de forma inadvertida.
  • Operación en la parte incorrecta del cuerpo: si no se ponen en práctica o se siguen los procedimientos adecuados, los cirujanos pueden operar en el brazo, pierna u otra parte del cuerpo incorrectos.
  • Realizar una cirugía incorrecta u operar a la persona equivocada: es posible que se malinterpreten las tablas o que los pacientes se mezclen, lo que puede llevar a consecuencias desastrosas.
  • No realizar la cirugía necesaria: durante una operación de rutina, un cirujano o personal de apoyo puede ignorar las señales claras de que se requiere cirugía adicional.
  • Dejar una herramienta quirúrgica o instrumento en una cavidad del cuerpo: con la premura de completar un procedimiento quirúrgico, los cirujanos pueden dejar una esponja u otra herramienta quirúrgica dentro del paciente.