Gastos efectuados con su tarjeta de crédito robada

La ley federal limita su responsabilidad por los gastos no autorizados efectuados con una tarjeta de crédito o tarjeta de cargo extraviada o robada. En la mayoría de los casos, si usted denuncia la pérdida o el robo de la tarjeta al emisor de ésta dentro de un tiempo razonable, no será responsable por ningún gasto efectuado después de la denuncia y sólo será responsable por los primeros cincuenta dólares gastados.