Inmunidad por agravio: Inmunidad contra la responsabilidad por lesiones personales

Read in English

En ciertos casos, una persona o entidad puede ser inmune a la responsabilidad por lesiones personales. Uno de los ejemplos más comunes de inmunidad es la inmunidad soberana. Con la inmunidad soberana, los gobiernos federales, estatales y locales son inmunes a ciertas responsabilidades por lesiones personales.

Muchos gobiernos, sin embargo, renunciaron voluntariamente a su inmunidadpor algunostipos particulares de demandas. Por ejemplo, según la Ley Federal de Demandas por Agravio, el gobierno federal ha renunciado a su inmunidad respecto a actos tortuosos de empleados federales. Del mismo modo, los empleadores privados son inmunes a la responsabilidad por la negligencia de sus empleados cuando actúan más allá del alcance del empleo. Por ejemplo, probablemente un empleador no tendría responsabilidad en el caso de que un empleado que bebe alcohol durante el almuerzo, tenga un accidente automovilístico mientras regresa al trabajo.