Lesiones de nacimiento

Read in English


El nacimiento de un niño puede parecer un milagro, pero también puede ser una fuente de angustia insoportable, si los médicos, enfermeras y otros profesionales médicos actúan con descuido o negligencia. El incumplimiento de los procedimientos generalmente aceptados antes, durante o después del parto puede provocar lesiones graves e incluso la muerte.

Los tipos más comunes de reclamación por lesiones de nacimiento son el resultado de negligencia en la sala de partos y pueden incluir:

  • El hecho de no controlar adecuadamente a la madre biológica y al feto. Esto puede provocar un retraso innecesario en la decisión de dar a luz al niño a través de una cesárea. Tal retraso puede afectar el flujo de oxígeno al cerebro del feto, causando lesiones graves.
  • El uso indebido de fórceps, succión u otros dispositivos para extraer un feto: Los profesionales médicos pueden usar fórceps o dispositivos de succión Kiwi demasiado rápido, causando lesiones al feto (como distocia de hombros, parálisis de Erb o lesiones del plexo braquial). Con la atención adecuada, un médico debe ser capaz de predecir un parto de nalgas, y debe tomar medidas para minimizar el riesgo de lesión a lamadre y al niño.
  • Privación de oxígeno para el niño o la madre: Varios problemas, incluido el prolapso o pellizco del cordón umbilical pueden cortar o disminuir los niveles de oxígeno en el feto o en la madre biológica, lo que puede provocar hipoxia o asfixia, y un potencial daño cerebral y otras complicaciones médicas.
  • Errores de medicación: Los médicos y las enfermeras pueden administrar medicamentos inapropiados, proporcionar dosis incorrectas para ciertos medicamentos o no administrar los medicamentos cuando sea necesario.

Si usted o su hijo han sufrido lesiones innecesarias debido a la negligencia o descuido de un profesional médico, debe asegurarse de que el abogado que contrate para proteger sus derechos tenga una considerable experiencia reciente con reclamaciones por negligencia médica. Las reglas y los procedimientos para las reclamaciones por negligencia médica están en constante cambio, y el estándar de cuidado aplicado a los profesionales médicos se modifica y adapta continuamente. Si su abogado tiene poca o ninguna experiencia reciente en la gestión de estas reclamaciones, es posible que pase por alto algunos asuntos importantes.