Registros del gobierno

Read in English

La Cuarta Enmienda a la Constitución otorga a las personas el derecho a estar seguros respecto a los registros irracionales de sus hogares por parte del gobierno. Está claro que la policía no puede registrar el hogar de una persona sin una orden judicial. Las reglas que enmarcan los registros y los decomisos también se pueden aplicar a automóviles, oficinas y personas que caminan por la calle. Una vez que una persona se encuentra fuera de su hogar, la expectativa de privacidad se reduce significativamente y la policía puede hacer más cosas. Existen numerosas excepciones a la regla general que protege a las personas de registros irracionales cuando la persona no está en su hogar.