Sucesión intestada

Una persona intestada es aquella que muere sin haber dejado un testamento. Si el testamento de una persona no es válido por alguna razón legal, sus bienes se distribuyen entre los familiares según leyes relativas a la sucesión intestada del estado correspondiente.

Aunque las leyes sobre sucesión intestada varían de un estado a otro, la regla general es que la propiedad inmueble de la persona fallecida se distribuye de acuerdo con las leyes sobre sucesión intestada del estado donde se encuentra ubicada la propiedad inmueble, y los bienes muebles de la persona fallecida se distribuyen según las leyes sobre sucesión intestada del estado donde la persona fallecida tenía su residencia permanente.