Terapia de reemplazo hormonal

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) se refiere al tratamiento médico que se utiliza para aliviar los síntomas femeninos de la menopausia, la perimenopausia y postmenopausia.

Cuando ocurre la menopausia, los ovarios dejan de producir y liberar óvulos cada mes, cesan los períodos de menstruación mensuales y el cuerpo produce una cantidad mucho menor de hormonas: estrógeno, testosterona y progesterona. El descenso de los niveles hormonales de estrógeno y de progesterona puede tener muchísimos efectos que varían de mujer en mujer y que incluyen acaloramiento en la parte superior del cuerpo y períodos de sudoración y calor (sofocos), síntomas vaginales (picazón, ardor y sequedad) y pérdida de la libido.

Con frecuencia, la terapia de reemplazo hormonal se aplica en mujeres que han experimentado menopausia quirúrgica como consecuencia de una ovariohisterectomía (la remoción de los ovarios y el útero). La menopausia quirúrgica provoca un descenso en los niveles de todas las hormonas sexuales femeninas más repentino que el que ocurre en la menopausia natural.

Durante años los médicos han recetado hormonas artificiales basándose en el supuesto de que el aumento artificial en los niveles hormonales puede aliviar el malestar y otros efectos secundarios que ocasionan los bajos niveles de hormonas.

La terapia de reemplazo hormonal también se prescribe para ayudar a que los transexuales y las personas que desean cambiar su sexo logren obtener las características sexuales secundarias del sexo que desean.

Generalmente, en el caso de la menopausia natural, la TRH se prescribe como un alivio a corto plazo, durante uno a dos años y, por lo general, menos de cinco años. Las mujeres más jóvenes que han experimentado menopausia quirúrgica pueden utilizar la terapia por muchos años hasta cumplir la edad en la que se manifestaría la menopausia natural.

Si bien la terapia de reemplazo hormonal es beneficiosa, estudios clínicos recientes demostraron que el tratamiento está relacionado con un aumento considerable de la incidencia de cáncer de seno, cáncer de ovario y cáncer de útero. La TRH también puede producir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, asma, coágulos de sangre en los pulmones y en las piernas, demencia y trastornos del sistema inmunológico como el lupus.

Los medicamentos con receta que comúnmente se prescriben para la TRH son Premarin, Prempro, FemHrt Activella, Ortho-Prefest y Premphase. Premarin y Prempro han sido relacionados con un aumento en la incidencia de cáncer, problemas cardiovasculares, asma y trastornos del sistema inmunológico como el lupus.

Si su médico le recetó Premarin o Prempro y le han diagnosticado cáncer, ha contraído una enfermedad grave o ha sufrido efectos secundarios graves, o un ser querido suyo falleció mientras realizaba una TRH, comuníquese con un abogado de responsabilidad del producto para conversar sobre sus derechos legales.

Vínculos útiles

Terapia de reemplazo hormonal – Wikipedia

Preguntas frecuentes – Efectos secundarios de la terapia hormonal

Medicinenet.com – Terapia hormonal

Medline Plus