Violencia doméstica

Read in English

Cada estado tiene leyes y procesos establecidos para proteger a las víctimas de violencia doméstica o abuso. Estas leyes pueden proteger a las parejas no casadas, excónyuges e hijos.

Aunque se manifiesta con mayor frecuencia como violencia entre cónyuges o parejas en una relación, la violencia doméstica o abuso para fines legales puede involucrar a cualquier persona dela familia cercana o en con una relación social. Muchos estados definen la violencia doméstica incluyendo a las partes que están casadas, viven juntas o simplemente están saliendo. La violencia doméstica no está limitada por la orientación sexual y no es necesario que implique una relación íntima. En la mayoría de las jurisdicciones, el abuso doméstico puede incluir:

  • Maltrato físico, incluyendo empujar, abofetear, golpear o simplemente refrenar a alguien en contra de su voluntad.
  • Obligar a alguien a participar en relaciones sexuales no consensuadas.
  • Amenazas de violencia o abuso, o provocación de dolor, lesión o enfermedad.
  • Todas las formas de acoso, desde seguir físicamente a una persona hasta llamarla repetidamente, enviar correos electrónicos o enviar tarjetas, notas, cartas o regalos.
  • Maltrato psicológico.

En resumen, la violencia doméstica a menudo se identifica como cualquier acto físico o amenaza de acto físico que causaría que una persona razonable tema por su seguridad.

La protección disponible para las víctimas de violencia doméstica

En todos los estados, una víctima de violencia doméstica puede denunciar cualquier acto o amenaza de violencia a los agentes del orden público y puede solicitar una orden judicial que evite que el perpetrador cometa actos de violentos. Conocida en diferentes jurisdicciones como una orden de restricción temporal (TRO) o una orden de alejamiento, la orden generalmente impide que el abusador tenga contacto con la víctima y puede establecer que el abusador no puede estar a una cierta distancia de la víctima en cualquier momento. Si el perpetrador viola los términos de la orden de protección, se considera desacato al tribunal y el infractor estará sujeto a arresto y multas sustanciales.