Estudios del hogar

Read in English

El primer paso en cualquier adopción es que los posibles padres adoptivos realicen un estudio del hogar. En la mayoría de los estados, un estudio del hogar requiere que un trabajador social con licencia se reúna con la posible familia adoptiva para recabar información que presentará ante el tribunal una vez que se lleve a cabo la adopción. El trabajador social también preparará a las posibles familias adoptivas para el proceso de adopción.

Muy probablemente, el trabajador social realizará varias entrevistas y visitará la casa de la posible familia adoptiva al menos una vez para examinar los arreglos de la vivienda, a los otros miembros de la familia y las mascotas, y para determinar si el hogar cumple con los estándares de licencia del estado, como alarmas de humo que funcionen, un espacio adecuado para el posible hijo adoptivo y almacenamiento adecuado delas armas de fuego legales. El número de entrevistas o “contactos” depende de los requisitos del estado en el que residan los posibles padres adoptivos. Completar un estudio del hogar puede tomar entre cuatro y ocho semanas.

Algunos estados también requieren lo siguiente: antecedentes penales e historial de maltrato a menores, informes de salud de los futuros padres, declaraciones de ingresos de la posible familia adoptiva, una declaración autobiográfica de cada posible padre adoptivo y referencias personales.

Luego, el trabajador social preparará un informe escrito del estudio del hogar que contendrá todos sus hallazgos y recomendaciones para la posible familia adoptiva, que incluirá lo siguiente:

  • antecedentes familiares de cada posible padre adoptivo, incluidas las relaciones actuales con los miembros de la familia
  • nivel de educación de cada posible padre adoptivo y, si corresponde, el deseo de cada uno de alcanzar un nivel de educación superior
  • historial de ingresos y empleo de cada posible padre adoptivo
  • detalles sobre la relación entre los posibles padres adoptivos, incluyendo cómo se comunican y pasan tiempo juntos
  • la vida diaria de cada posible padre adoptivo, incluidas sus rutinas, pasatiempos e intereses
  • cómo tiene la intención de manejar los asuntos de la paternidad cada posible padre adoptivo, en aspectos comola disciplina, o si los padres tienen actualmente hijos, cómo crían a esos hijos
  • valores religiosos o espirituales de cada posible padre adoptivo y según qué religión tienen la intención de criar a cualquier posible niño adoptado
  • los sentimientos individuales de cada posible padre adoptivo con respecto a la adopción, incluyendo por qué la pareja eligió adoptar y qué tipo de hijo cree la pareja que es más adecuado para su hogar

El trabajador social también incluirá su recomendación sobre la edad, raza y temperamento (si corresponde) para que cualquier posiblehijo adoptivo seaasignado a la posible familia adoptiva.

Reporte posterior a la colocación

Después de que se cancelen los derechos de paternidad de los padres y se coloque al niño con la futura familia adoptiva, un trabajador social volverá a realizar otra ronda de entrevistas, similar al estudio del hogar, que examinará cómo se está adaptandoel niño a la familia adoptiva y el hogar. Esto, a veces, se conoce como el reporte posterior a la colocación. Una vez que se completen todas las visitas y “contactos”, el trabajador social dará su recomendación según el posible interés del niño sobre si debe ser adoptado por la posible familia adoptiva.

La mayoría de los estados requieren que las visitas y los contactos posteriores a la colocación se realicen dentro de los seis meses posteriores a la ubicación del niño en la futura familia adoptiva. Después de que se haya presentado al tribunal el informe posterior a la colocación, la posible familia adoptiva podrá finalizar la adopción en un tribunal.